Polémica por evento en Madrid

surrofair

Para este fin de semana se organizó un particular evento en las instalaciones del hotel Meliá de Madrid, se trata de la primera feria del alquiler de vientres en la ciudad.

La iniciativa ha generado diferentes puntos de vista e incluso polémica, dado que la temática central del evento en Madrid, que es el alquiler de vientres y esa es una práctica que no es legal en el país.

A pesar de los voces de llamado para que no se realizara el evento, todo estaba organizado y tenía su programación para el 7 y 8 de mayo, al encuentro lo han denominado Surrofair y la idea es abordar allí temas relacionados a la situación de alquiler de vientres e incluso las mujeres asistentes pueden hacer contactos con agencias y conocer cómo se realiza esa práctica en otros lugares del mundo como Estados Unidos o la India, donde es una práctica que se considera más común.

Feministas rechazan evento en Madrid

Frente al evento en Madrid, que es organizado por la revista Babygest, se pronunciaron agremiaciones y hasta sanidad. El partido feminista y la asociación Derecho a vivir, argumentan que no ven con buenos ojos este tipo de eventos, ya que la práctica es prohibida y fuera de eso, se da un mensaje de relación con la trata de personas o hasta la misma comercialización de seres humanos como si se tratase de mercancía.

Sin embargo, otros de los comentarios que más impacto han generado es ver como personas que iban a participar del foro, terminaron preguntado si podían tener total control del futuro bebé, hasta si podían programarles a través de una madre gestante que tuvieran una niña, eliminando los embriones masculinos porque el único interés de la pareja era ser padres de una bebita.

Esto se dice en el evento en Madrid

El espacio en Surrofair, evento en Madrid, también incluye una capacitación sobre el panorama de la gestación subrogada, como se le llama en otras partes del mundo a este tipo de alquiler de vientre, de ahí que se expongan cifras como los precios por el servicio en Estados Unidos, donde se le da a las mujeres que alquilen su vientre, entre 20.000 y30.000 euros.

Pero el país norteamericano no es el único que tiene legalizado el alquiler de vientres, en la India por ejemplo, también se ve esta práctica, pero allí el pago es de 10.000 euros aproximadamente para la madre que alquila.

Sobre la gestación subrogada se conocen también otros detalles, como la elección de las futuras madres, quienes a veces hacen el contacto con agencias que trabajan bajo esta modalidad.

En el evento en Madrid se conoce que entre las características que normalmente tienen las mujeres que alquilan vientres, están sus aptitudes, pero también sus condiciones de salud, pues pasan por unos rigurosos exámenes médicos y psicológicos.

Sobre este tipo de gestación que es prohibido en España por “socavar la dignidad de la mujer”, también se tiene otra garantía fuera del aporte económico, que es el pago de todos los gastos médicos para la mujer que alquila su vientre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *